martes, 31 de mayo de 2016

Katsugen Undo


La forma única que toma cada ser humano proviene de algo que no tiene forma. Eso que no tiene apariencia es la enorme fuerza de la vida. No somos una forma, ni siquiera la adoptamos. Lo que realmente somos es esa fuerza vital que nos nace de dentro y nos hace vivir. Cuando practicamos katsugen o yuki estamos conectando con esa fuerza creadora. Es una buena oportunidad de observar la potencia gracias a la cual estamos vivos.
Katsumi Mamine.