jueves, 21 de abril de 2016

La belleza



























La belleza está en el ojo del que mira.
Lama Gora Rinpoche

Una cosa es bella solo cuando tenemos tiempo para contemplarla.
Gora Vorontsov

La belleza está en los ojos del que ve, la virtud está en manos del que juzga . Si no vemos ni juzgamos no hay belleza ni virtud en ninguno de nuestros actos, ni en los actos de la naturaleza.
Gora Vorontsov

La belleza no existe, es fruto de nuestra imaginación
Gora Vorontsov. Historia natural aplicada.

La belleza de los días no nos deja ver el fin al que todos estamos destinados.
Gora Vorontsov

En todos los casos, parafraseando a Francis Bacon (1561 – 1626), barón de Verulam, vizconde de San Albano, canciller de Inglaterra y miembro de la orden de la Rosacruz.

Es evidente que solo vemos lo bello cuando nuestra situación personal es lo suficientemente cómoda y satisfactoria como para permitir el ocio y la contemplación.

Si nuestro mundo fuese completamente diferente ¿sería bello igualmente? Cualquier otro mundo de cualquier otra galaxia ¿será bello en alguna medida? Las cosas que no podemos ver ¿serán bellas en algún sentido? ¿existirán realmente? De nuevo tendríamos que decir que una cosa solo sería bella para aquellos que al contemplarla pudieran hacer una inferencia en ese sentido, y esa inferencia solo tendría lugar si la situación de quienes la contemplasen fuese lo suficientemente satisfactoria para provocar una respuesta emocional positiva. Para las cosas que no son contempladas basta con decir que con toda probabilidad no existen, sencillamente.

Básil Gianaclis, director del GVI

No hay comentarios:

Publicar un comentario