domingo, 20 de julio de 2014

Una singularidad dentro de la singularidad.



El universo ¿es entrópico o es eterno?

Lo que nosotros vemos del universo es solo lo que podemos ver, teniendo en cuenta la velocidad de la luz y la edad del propio universo. 

Los fotones tienen la virtualidad de viajar hasta sus confines. Interactúan con todo el universo. 

Pero ¿que es un fotón?

Un fotón no es una partícula, sino una perturbación, una onda.

¿Es el mismo fotón el que choca contra una de las células de nuestra retina y la de al lado? Sí, lo es.

¿Es el mismo fotón el que choca contra nuestra retina y el que llega al confín del universo? Sí, lo es. 

Un fotón se deshace en energía al chocar contra otra partícula. Si esa energía se conservase eternamente el universo no desaparecería, ni se helaría.

En caso contrario, por la segunda ley de la termodinámica, el universo se enfriaría hasta quedar congelado, como un gigantesco cubito de hielo.

En ese caso el universo sería una singularidad, y nosotros una singularidad dentro de la singularidad.

Básil Gianaclis, director del GVI.

No hay comentarios:

Publicar un comentario